Bienvenidos a Svegliare...

No es un blog con algún tema definido, sólo soy yo con mi frustrado sueño de escritora, hablando de mí, de lo que hago, pienso y deseo... no me considero tan interesante... pero podría intentarlo :)

miércoles, 1 de agosto de 2018

Buenos días Blogósfera.
Hoy 1 de agosto de 2018 es que intentaré empezar todo de 0.
Me voy a sacudir la estupidez que inicié hace aprox 4 meses.
:( y no realmente porque sea una estupidez,sino porque me hace daño. Es algo así como cortarse las venas y de a poquito todos los días.
Estoy idiotamente enamorada aún, y es probable que lo siga estando por un buen tiempo. Los amores así de intensos son los menos fugaces. No volveré a mirar un cielo azul de la misma manera, no volveré a escuchar la lluvia de la misma manera. Ni siquiera una puta moto lineal volverá a ser de la misma nuevamente.
Ya he pasado días entero sin hablarle. Horas enteras sin pensar en escribirle. Sólo me falta intentar lo de "no pensar más en él", pero no se puede tener todo en esta vida, ¿verdad?
Estuve hace poco intentando hacer memoria, cuando se cagó todo. Y recordé dos eventos importantes.
1. Cuando cambiaron la foto de perfil de mi whatsapp.
2. Cuando me mintió. Cuando me dijo que la laptop se la prestó un amigo. Pero en realidad se la prestó su ex. :(
Estoy tan cansada de leer/escuchar/percibir mentiras, que ya tengo como un sexto sentido. :D
Luego se enredó. Busqué pruebas. Le di la oportunidad de reivindicarse. Pero siguió manteniendo la mentira. Le seguí dando oportunidades, pero hasta me hizo sentir que estaba loca. Y encontré una solución. Cambié de celular. Recuperé de mi nube todas nuestras conversaciones y una por una empecé a buscar donde es que me dijo que era una amigA la que le prestó la laptop.
Nunca hubo tal conversación. 2 y hasta 3 veces recalcaba que era de un amigo. Ahí se cagó todo. Porque puede ser que uno se equivoque por distracción. Pero me di cuenta que lo suyo eran mentiras por elección.
Desde entonces he intentado matar esa cosa extraña que le estaba pasando a mi corazón. Y ha sido un subibaja todos los días. Un arrancar margaritas cada minuto del día. Estresarme con cada mensaje para saber si quiere decir realmente lo que quiere decir. Enviándole faroles que nunca lograba encajar y...tragándome nuevamente los "te quiero" que nunca quise dejar de creer.
Pero eso tenía que explotar en algún momento. Y todos los nudos de mi garganta hicieron un caos en mis ojos.
Me convertí en todo lo que odio: esas chiquillas enamoradas que saben que les están mintiendo pero ahí siguen de babosas. Esas chiquillas que aspiran a un poquito de atención, mendigan cariño y les vale un bledo todos los consejos que de afuera puedan darle. Me convertí en mi peor versión :( y me odié y lo odié por eso.
Pero ya hace un tiempo empecé lo de desintoxicarme el alma. Grabo un cover 3 o 4 veces por semana. Leo como loca nuevamente y trato de no ser la primera en hablarle. Y quiero sacarlo de mi sistema con fuerza. Resguardar la poca cordura que me queda echándolo de los lugares en común. Pero hay un tema económico pendiente del que no puedo ni quiero huir. Eso me deja sin salidas. :/
Pero puedo ser capaz de separar ambas situaciones. "Yo puedo" :) tan sólo me quedará venir por aquí más seguido. Escupir todo lo que no pueda gritar y seguir pa'lante.
"Imprima, no deprima" :)
Y como tiempo de entrada = tiempo de salida. La meta es que el 1 de Diciembre ya lo haya olvidado. Al sentimiento, no a él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tiny Book