Bienvenidos a Svegliare...

No es un blog con algún tema definido, sólo soy yo con mi frustrado sueño de escritora, hablando de mí, de lo que hago, pienso y deseo... no me considero tan interesante... pero podría intentarlo :)

jueves, 28 de junio de 2018

Día 3

Cuando te pasas la vida poniendole música a todo, crees (en vano) que todo debe ser melodioso. Luego llega la trova que no necesita música, que la sola letra es poesía; esa, señores, es la música de verdad.

Quiero darle descanso a mis ojos, realmente no leerlo más. Olvidarme que existe, dar vuelta a la página, bloquearlo, entumecerme de literatura y quedarme en mi zona de confort. Incluso volver a esa historia donde un abrazo y un beso sin amor era suficiente para el resto de la semana. Pero, ¿qué madurez no?

Así que aquí estoy: IMPRIMA, NO DEPRIMA. Embarcándome en proyectos que tengan a mis neuronas ocupadas, bebiendo a sorbos lo poco que me ofrece, y tragandome a chorros las lágrimas no expulsadas.

Tengo 5 libros que no puedo terminar, 42 que están sin reseñar, 215 leídos en lo que va del año (la mayoría ni vale la pena intentar una reseña) y 376 en lista de espera. Pero prefiero leer y releer nuestras extensas conversaciones. ¿Voy grave, cierto?

No he olvidado eso de /Tiempo de entrada=tiempo de salida/. No es física cuántica, es súper sencillo de comprender. El problema es que no sé cuándo empecé a "entrar", si así fuera podría estimar el tiempo promedio en que tardaré en "salir".
Wow, ya estoy de nuevo buscándole lógica a todo, maldición, estoy realmente grave...lo bastante para escribir esta entrada de un sólo tirón y sin editar. Ya más tarde seguramente me arrepentiré de todo. Mientras tanto, IMPRIMA, NO DEPRIMA. Gracias A.B.E. acabas de joper mi reputación de chica dura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tiny Book